filmmaker

Mi vuelta al mundo

Travel Feels es un sueño hecho realidad. Como su título dice, con este vídeo he querido expresar, en tan solo seis minutos, los sentimientos que pude experimentar en cinco meses dando la vuelta al mundo. ¿Y eso es posible? Pues realmente no, ya que cada día fue irrepetible, cada momento, inolvidable y cada persona alguien a quien nunca olvidaremos.

Una vez que decides dar la vuelta al mundo, sea cual sea la duración de ese periplo, comienza una aventura sin guión. Un viaje en el que no hay fechas de salida y llegada, en el que la improvisación será la mejor guía y la curiosidad el mejor aliado. Es un viaje que comienza cuando le das al pause a tus obligaciones, te bajas del tren de tu rutina y conviertes tu hogar en una mochila que no entiende de idiomas ni fronteras.

Lo primero que decidimos fue el tiempo que teníamos para recorrer el mapamundi y, una vez fijados esos valiosos cinco meses, escogimos la dirección: de oeste a este, con la idea de volver por Centro América. Un 31 de Julio de 2016 partimos de la estación de tren de El Puerto de Santa María y pusimos rumbo a Ciudad del Cabo, lugar desde donde comenzamos nuestra primera etapa, el continente africano.

De África elegimos el sur y del sur escogimos cuatro países que decidimos recorrerlos en coche 4×4 con tienda de campaña para así con la libertad de viajar con las casa acuestas por sus carreteras, su desierto y sus parques nacionales: Sudáfrica, Zimbabwe, Botswana y Namibia. Del punto más sur del mapa volamos a India para comenzar la etapa asiática, al continente por el que pasamos el mayor tiempo del viaje, por su exotismo y por la seguridad para viajar libremente. Nos embriagamos de la impactante magia de India recorriéndola de Mumbai al sur en trenes, buses locales terminando el país en moto, volamos de capital en capital sorteando monzones, adentrándonos en las urbes asiáticas talilandesas y china para finalizar en la capital del país más pulcro y seguro para viajar, donde la cultura te enloquece llegando a adorar las más grandes diferencias en los seres humanos. Continuamos ya por Octubre por la Asia más exótica recordándonos a la ya íntima India y acercándonos a la cultura musulmana y a la maravillosa geografía cercana a Oceanía. Indonesia nos conquistó, de Sumatra a Java, Bali, Lombok y Flores, cada isla con su maravillosa historia. Contemplar aquello es como un sueño del que no quieres despertar. Pero nos esperaba la niña bonita de Oceanía; las antípodas. Donde ya no hay más mapa, donde ya no queda ruta alguna más allá. Es decir; Nueva Zelanda. Un paseo en caravana por dos islas llena de géiseres, lagos y glaciares. Dos semanas de disfrute de naturaleza, una joya para los que nos consideramos fotógrafos. Un cielo en la tierra para el viajero. Y llegó diciembre y con ello nuestra ruta de vuelta, haciendo una sola parada dentro de América; Brasil. Para allí redescubrir en mi caso la impresionante ciudad Rio de Janeiro; Una urbe dentro de la naturaleza tropical más bella que nos dejó el veneno de querer volver a hacer nuestro segunda parte este periplo en el continente americano. Con esta pena y una inmensa alegría de haber culminado nuestra vuelta al mundo hicimos la última parada navideña en la preciosa y vecina Lisboa y así poder volver por navidad a Málaga, ya con nuestro trofeo. Un trofeo que no se pone en un estante ni vitrina si no en el corazón, un trofeo personal que no lo puedes compartir solo con uno mismo, más de cien días llenos de momentos irrepetibles e inolvidables viajando por nuestro maravilloso mundo.

Travel feels es un trabajo hecho desde el corazón y desde la máxima gratitud de haber tenido la oportunidad de cumplir uno de los sueños de mi vida: hacer una maleta de ilusiones, calzarme unos zapatos de inquietudes y caminar con pies con alas a explorar este mundo nuestro que es único; en sus diversas culturas, sus diferentes especies y sus numerosos rincones llenos de vida, esa vida que no está cerca de ti, la que no tenemos a mano, a no ser, que nos dispongamos a viajar. ¿Te animas, viajas con nosotros?