Empieza lo bueno

15 de mayo | Por

Hace mucho tiempo que mis palabras no se dejan caer por estos lares. A mi pesar, por supuesto. Pero puestos a volver, yo vuelvo con buenas noticias.

La primera, y la que marca la diferencia, es que ya @elserviajero tiene en su posesión los billetes en dirección a su primer destino: Sudáfrica. En un principio, el ‘plan A’ consistió en viajar hasta Tanzania, para después pasar por Sudáfrica, Namibia y Mozambique. Pero viendo que el mayor atractivo del país africano son los safaris, cuando supimos que en Namibia o Sudáfrica había de eso a tutiplén, la sacrificamos de nuestro itinerario y al mismo tiempo por el bienestar de nuestro bolsillo.

La segunda buena noticia, y no por eso menos relevante, es que @elserviajero se compone ahora de una pareja andaluza: yo -Marcos- y Veronica. Ahora en vez de ser un loco, somos dos. Eso si, ambos con las mismas ganas de descubrir nuestro planeta desde, lo mas importante, el mismo enfoque.

Particularmente yo, como ya he comentado anteriormente, llevo queriendo hacer este viaje desde hace mucho tiempo. De hecho, las decisiones trascendentales que he ido tomando estos últimos años fueron siempre en base a esta vuelta al mundo. Pero sin embargo es verdad que, además de abrir este blog y de leer y anotar artículos sobre curiosidades de viajeros y países varios, ponerme en serio, manos a la obra, a diseñar un itinerario o yo que sé, renovar el pasaporte, por citar algo, no llevamos más que un mes y poco.

De primeras, lo que te encuentras es con un pilar de tareas de todo tipo, por la cual no sabes ni por donde empezar. Enfrentarse a eso es duro, porque a pesar de que son muchas horas delante del ordenador, todas te parecen pocas. Y es que todo pasa por el ancho de banda. Ya sea para informarte de como se tramita los visados, hasta de que maleta es la más adecuada para llevar la ropa y el equipo fotográfico, la época del año más favorable de cada país o las mejores alternativas para buscar alojamiento. Si a eso le sumamos que soy un ansias queriendo siempre exprimir al máximo todas las ventajas posibles, pues el pre-viaje se convierte en un trabajo añadido en medio de una jornada ya de por si agotadora.

Pero claro, ¿Quien se queja? Yo no. Que nos quiten lo bailado. Gracias a Dios (el que sea que nos ayude), por lo menos hasta la fecha todo ha ido viento en popa. Y ahora que ya tengo mucho mas claro la dinámica con la que emprenderé esta etapa de mi vida, procuraré que no se me escape ni el mas mínimo detalle con la ayuda de mi inspiradora pareja y de mi familia desde nuestra Torre de Control en Cadiz.

 

Escrito en: La historia

Mostrar comentarios (0)